11/11/11


Viñeta: Amigas para la eternidad.

El golpe de su pie contra el suelo de mármol parecía que resonaba en todo el lugar, aunque en realidad era el sonido que menos atención captaba, con todas esas personas corriendo de acá para allá, el sonido de una voz maquinaria anunciando los vuelos, los gritos de las personas buscando a los familiares, personas con carteles… todos los ruidos mezclados y creando un verdadero y disparatado espectáculo.

Pero ella solo estaba de pie junto a un chico de cabello color bronce con ambos audífonos en su oído escuchando su canción favorita que ni siquiera sabía cómo se llamaba, sus ojos estaban perdidos en algo rincón de su mente y del frente, tal vez en alguna chica por allí, o alguna falda… quien sabe.

La chica que estaba a su lado cada minuto movía el pie con más rapidez y con más frustración, al igual que veía su reloj casi por inercia, a ver si la aguja de los minutos se había movido al menos un espacio más, un minuto más que pasaba era un minuto menos por el cual esperar. Su celular estaba en el bolsillo de su falda, o al menos, eso pensaba.

Los minutos seguían pasando, pero la chica ya no pudo quedarse parada en un solo sitio y empezó a dar vueltas en círculos, vueltas y más vueltas, y la mirada de él se volvió hacia su pequeña amiga, hermana, y novia, mientras negaba con la cabeza y la llamaba.

-Nell… - dijo muy bajo mientras ponía sus dedos en el puente de su nariz y sonreía. - ¡Nell! Calma ya, no falta tanto, tienes que relajarte. – dijo él, pero al poco tiempo torció el gesto al ver que ella no lo oía, se quito los audífonos guardándolos en su bolsillo y la miro de nuevo a ver si se detenía sola, pero no, no lo hizo.

Él se adelanto y la abrazo deteniéndola por unos segundos luego la agarro por sus hombros y la separo viendo sus ojos negros.

-Deja tu trauma Nell… Ya vendrá, no falta tanto para su vuelo. Si pudiste esperar 3 años, podrás esperar unos minutos más. – sonrió con delicadeza y ella le saco la lengua y luego sonrió.
-Lo sé, pero por esa misma razón, quiero verla, es mi mejor amiga, y la extrañe, demasiado.
-Dios. Si no supiera que eres completamente heterosexual, pensaría que estas enamorada de ella, pero no, porque estas enamorada de mi – dijo con una sonrisa y luego rompió a reír junto con ella.
-Eso es cierto, pero sabes que con ella es especial. – dijo ella mientras se soltaba de su amarre y seguía de un lado a otro mientras él volvía a su pared y a sus audífonos de una manera algo chistosa para quien lo viera.

Así los minutos y las caminatas de un lado a otro pasaron y pasaron y al fin sonó el tan esperado mensaje.

-“Aterrizaje del Avión número 8” – dijo la voz que anunciaba despegues y llegadas – “Salida por el portal 3.”

Al haber dicho esto, ella salto y corrió hacia el portal 3 buscando con su mirada a su pequeña amiga, pero al principio no logro encontrarla. Y fue cuando pensó en la posibilidad de que no hubiera venido, no era algo completamente seguro. Por un minuto estuvo en silencio y con el rostro en el suelo, y de la nada unos pequeños y débiles brazos rodearon su cintura, al voltear, vio una chica, minúscula y pequeña, con el cabello corto y liso de color rojo, pecas en su rostro y los ojos miel. A lo que ella concluyo por gritar.

-¡AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH! – Al sonido que siguió la pequeña chica.
-¡VINISTEEEE! – grito nuevamente ella.
-¡ESTABAS ESPERANDOOOO! – grito ahora la pequeña para luego abrazarse y hacer una especie de baile, a los pocos instantes llego Peter, su acompañante y la saludo con un efusivo abrazo, solo que sin los gritos de niñas.
-Dios Santísimo, el vuelo fue lo peor, pero gracias a dios que pude llegar sin volverme una demente hasta acá. ¡Los extrañaba tanto! – dijo mientras pasaba un brazo por los hombros de sus dos amigos teniendo que estirarse un poco.
-Y yo a ti, te extrañaba demasiado, tenía que tirarte cotufas y decirte bicha cuando me las tiraras a mí, además me estabas cambiando por la tal Daniela.
-¿YO? ¿CAMBIARTE? ¡Claro que no! Solamente estaba con ella por tiempo, tu eres mi mejor amiga de la vida, y además, no cambiaría la vida, por 3 días, tonta. – Dijo ella con una sonrisa.
-Pues, vamos, debemos ir a la casa, además, tu madre dijo que te tenía una sorpresota.
-Ah… ¡EXTRAÑABA TANTO MI HOGAR! ¡Tres años son infiernos enteros! – dijo ella con una sonrisa graciosa y amable mientras los tres saltaba y corrían por el aeropuerto riendo y cantando.


“No importaba en realidad el tiempo que se separaran, así hubieran sido semanas, o incluso décadas, o como así fueron, 3 años, aun su amistad seguía siendo como en el inicio, pues la verdad es que una real y verdadera amistad, no importa bajo que medios, no importa de qué manera, siempre sale adelante, porque los lazos no solamente tienen que ser amorosos, yo, considero que la unión más pura y verdadera existente es la amistad, que puede superar cualquier obstáculo, y cualquier distancia, porque, así estén lejos siempre habrá una manera y un modo de unirlos, como decía una de mis escritores favoritos, tal vez haya una gran distancia que los separe en tierra, pero siempre, así este en China, habrá un cielo que los una, y un corazón que lata del mismo modo con que ha latido siempre.
Las amistades más puras, no son las que se encuentran por casualidad ni las que ríen a tu lado, no son las que duran años, no, las verdaderas amistades son aquellas, que aunque estén lejos o cerca, de buenas o malas, ocupadas o no, siempre estarán allí para ti.”

Elena Marshall.
Nell.

-¡QUE HERMOSAAAAA! - grito su amiga - Siempre hubo un cielo que nos unió, y aun sigue siendo así ¿o no? - pregunto a través de la computadora su amiga mientras Nell reía y decía. 
-¡Claro! Ah... ¿Cuando vuelves? 
-En navidades, le pedí a mi papa para ir mas a casa de mi mama. Y por ahora, no me cambies.
-¿YO? ¿CAMBIARTE? ¿Donde consigo a una amiga de toda la vida y ademas, aquella que siempre ha estado? ¡En ningún lugar! - rieron ambas.
-En fin, debo irme, es hora de dormir. 
-Esta bien.
-Nell... 
-¿Si?
-En navidades te tirare al lago. - rió ella antes de apagar su cámara y dar fin a la conexión.

Tal vez hubieran mil y una personas en todo el mundo, pero nadie, seria tan obstinada y tan leal como ella. 
Su eterna mejor amiga.


**************
HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA*-*
En fin, aqui esta mi nueva viñeta para cambiar un poco el tema, hacia la amistad, y bueno, alli esta mi opinion de ella. Esperou que les halla gustado. Sus comentarios me lo diran. Una cosa.

Feliz 11/11/11 fue una HERMOSA y PERFECTA 

FECHA PARA MI.

Espero y deseo que para ustedes también lo halla 

sido.



Besos.
Carem.



3 comentarios:

M.C.G dijo...

HOLAAAAAAAAAA
lo siento por no comentar antes, no pude ;(
es cierto la amistad estara por siempre, yo tuve una mejor amiga hace años, todavia seguimos hablando! despues de 6 años o algo asi! la verdad es que la extraño y ella dice que quiere volver. Desearia que estuviera aqui, ella no es como mis otras amigas, ella si es mi mejor amiga de toda la vida :)
Pues el 11/11/11 no se si fue un buen dia la verdad, fue un dia comun y corriente, pense que ese dia me traeria suerte o algo, pero no, todo normal y hasta tuve examen!!!!! y dos!! asi que espero que por ese dia mi nota haya sido buena jaajaja
Bueno Carem, me despido, CHAU
cuidate

Massiel (tu fan que adora todo lo que escribes :) )

M.C.G dijo...

Por cierto tiene algunos (muchos) premios en mi blog :)

Luz.. dijo...

me encanto la viñeta...
me recordo a una amiga mia que no nos vemos durante cuatro años... pero ahora nos tenemos comunicadas.....
que lindo tener a un verdadero amigo al lado.... =)

besoss