31/10/10

Cap. 20 Desde mi existencia.


Cap. 20 Desde mi existencia

POV JAVIER

Caminaba por la calle sin dirección alguna ¿Qué podria hacer en un día tan bello como hoy? Claro, esconderme de los HERMOSOS demonios que me están dando caza y de los ángeles que quieren descubrir “mis verdaderos motivos” para unirme a ellos… Huir o tal vez quedarme sentado sin hacer nada, creo que eso haría.

Seguí mientras pateaba una lata… ¿Dónde estaría Peter? un gruñido salió de mi pecho mientras pensaba ¿Qué tan diferentes podrían haber sido las cosas si Ally no hubiera desaparecido? Todo sería más sencillo, como extrañaba a la única chica que en verdad me quiso en ese tiempo…

FLASH BACK

-Oye, debes correr con más ganas – dijo Ally mientras reía, y se tumbaba cerca de un árbol. – O yo soy demasiado rápida o tú eres demasiado lento.

-Debes ser más cordial conmigo, tú eres demasiado rápida, además yo no cuento con poderes sobre naturales, ni con ser un ángel importante, solo soy un ex ángel que nunca tuvo ningún poder. – dije yo mientras me tumbaba al lado de mi amiga.

-Ni con haberlo sido dirás, mi querido amigo, no debes ser tan amargado, yo no lo soy… – rio ella, su risa era muy alegre pero tenía algo de ironía, esta chica sabia actuar muy bien.

-Sí, haberlo sido, yo soy… si, lo sé, pero… ¿Cómo estas eh? –este tema no era muy bueno para ninguno de los dos, pero quería saber cómo estaba así que la mire fijamente pero solo conseguí ver su cabello rubio en combinación con marrón, estaba ocultando su cara atrás de sus bucles.

-Bueno, saltándome el hecho de que, estoy sola y al parecer en un futuro cercano voy a estar comprometida con un demonio, que se supone que me debería haber alejado de él y que fui expulsada de mi hogar y termine siendo un ángel caído, para luego entrar en el hecho que perdí al amor de mi vida y estoy perdida vagando por ahí con otro ángel caído que resulta ser mi mejor amigo, y que solo tengo 19 años… Toda esta de maravilla – dijo ella con la mirada gacha jugando con sus manos.

-Sí, te entiendo… Ah, soy tu mejor amigo, por lo menos eso es algo… ¿bueno? – pregunte yo.

-Sí, tienes razón, lo único bueno de esta situación es eso, que no estoy sola en un 100% - dijo ella mientras alzaba la mirada, luego miro su mano. Y una lagrima cayo por su mejilla. Yo la rodee con mis brazos mientras ella lloraba.

-Lo extraño tanto… - sollozo.

-Lo volverás a ver, te lo juro Ally, así será – dije yo intentando consolarla. Ella subió la mirada y me miro sus ojos grises estaban vidriosos y sus mejillas húmedas aun.

-Nunca jures algo que no estás seguro de que puedas cumplir, regla numero 34. – dijo ella mientras se secaba las lagrimas con el dorso de la mano.

-No me importa que regla sea, y estoy jurando algo SEGURO, porque no descansare hasta que tú y Peter vuelvan a estar juntos, lo juro. – dije yo, y era cierto, ella era mi mejor amiga, la única que nunca me había juzgado y que la conocía desde que… ¿existimos? , fuimos amigos desde siempre y aun cuando me exiliaron ella nunca dejo de estar pendiente de mí, me visitaba y me mandaba cartas aun sabiendo que si alguien la descubría podía ser su fin. Así tardara un siglo o más la ayudaría, en todo lo que pudiera.

-Eres… increíble – y me abrazo. Para luego sentir como alguien se nos acercaba, y los dos volteáramos a ver quién era. Ella suspiro y se arreglo para que fuera quien fuera no se diera cuenta de que ella ha estado llorando.

-Hola Javier – dijo Kevin mientras se acercaba a nuestro árbol. – Hola Ally.

-Hola – respondí con sarna.

-Hola Kevin… - dijo Ally mientras suspiraba.

-¿En qué te podemos ayudar?- dije yo mientras lo fulminaba con la mirada, ojala mis miradas mataran, pero Kevin respondió con una expresión que me dejo sin nada, sin palabras, sin expresiones, sin… nada.

-Ally, te buscan… - fue lo único que dijo para luego complementar con un “Ahora” y se fue y junto con el Ally.

FIN DEL FALSH BACK

Y aun cumpliría mi juramento, así fuera lo último que hiciera ¿Cómo conseguí que Kevin se volviera mi amigo? JA; no lo logre, solamente evite que me matara y que me odiara, pero… ¿Cómo llegue hasta aquí? Mire hacia todos lados, lo más lógico se supone que estaría en un bosque o parque o algo así, de repente sentí un zumbido en mi oído, esto era típico, me querían decir algo…

Mira tú… Sky, hay una reunión a la cual tú DEBES estar presente, ya estas a medio camino, apúrate, todavía no estás en nuestra lista de aliados, así que te deberías de cuidar, porque si por mi fuera te mataría, pero bueno, dentro de 10 minutos.

¿Qué me quedaba por hacer? ¿Discutir? No podria ya que la voz se había ido, era como un mensaje masivo o algo así, como radiaciones, sonido, o algo así, no lo sé, solo sé que lo oía y después no podía hacer nada.

Camine por las calles mientras me sumergía en los recuerdos, cuando AL MENOS para mi todo era mejor…

Arboles y mas arboles, me pregunto en qué momento llegaría Liz en representación del consejo… ¿Confiarían en mi? Si yo fuera ellos no lo haría, pero se mas de lo que aparento. Maldita sea, en primer lugar no me debí haber metido en esto… Debí seguir tranquilamente en mi papel de “no tengo lado” y ayudar a ambos bandos sin que se dieran cuenta, pero es que… No sé, nunca me fue bien, siendo malo, creo que… no es lo mío, soy rebelde pero no malo, y yo conozco a Peter desde hace mucho, y pues ni se debería mencionar a Ally, esa mujer la conozco desde el inicio de mi existencia… además sabia cosas que eran vitales para que Peter las descubriera… Aunque también conozco a Kevin desde hace mucho… pero es que, ya ni siquiera sé que hacer.

Resople frustrado mientras me cubría el rostro con las manos, pero… No, Ally no merece eso, este donde este.

-Hola… ¿Javier? – pregunto una chica que entraba en el claro… Liz.

-Hola, Liz – dije con el tono bajo poniéndome en una posición recelosa y precavida.

Ella entro en el claro en donde me encontraba, con la gracia y belleza de un ángel, con su cabello ondulado de color negro y su tez aunque trigueña hermosa. Y entonces todo quedo en silencio mientras aparecía atrás de ella Adam Elder… Genial pensé con ironía.

-Elder – dije yo con sorna mirando de reojo a Adam.

-Sky – fue su simple respuesta.

-Cariño… ¿Dónde está Peter? – le pregunto Liz a Adam.

-No lo sé… ¿Por qué debería de saberlo? – Respondió como con fastidio – no soy su niñera, soy su compañero.

-Ok, muérdeme para la próxima – dijo Liz mientras rodeaba los ojos y me miraba. – Tenemos que buscar a Peter y a Nico, para poder reunirnos… ¿Sabes en donde pueden estar?

-Emm, Peter fue a buscar a Nico deberían estar aquí en poco tiempo, eso creo… - dije mientras miraba al piso y a las hojas que se movían tenuemente a causa del poco viendo que soplaba.

-Muy bien… Ojala que tengas razón Javier, por tu bien – Adam sonrió malévolamente. Y después dicen que los demonios son los peligrosos. Bufe y me encamine hasta una roca para poder sentarme y así supongo que mantenerme un poco más tranquilo, estar en medio de un ángel que te quiere matar y un representante del consejo… pues, claro, estoy en mi casa.

Matare a Peter, el único que me cree y se podria decir que me aprecia totalmente es el, Nico, creo que he llegado a caerle bien… pero, nunca confiara en mi por completo y no lo culpo.

El resto del tiempo en el que estábamos esperando Adam hablaba con Liz y me dedicaba miradas de muerte, si ya no estuviera acostumbrado a recibirlas y devolverlas, creo que esto me haría daño, la mirada de Adam… Pues, asustaba.

Agarre una piedra del suelo y me puse a tirarla al aire y agarrarla, creo que esto me volvería loco, ¿En qué momento llegaría Peter con Nico? No me di cuenta de en qué momento empecé a gruñir. Tardarían, eso era lo más probable. No era posible que estuviera con personas mejores, si, el afecto se siente.

POV KATE

El resto de la comida transcurrió en silencio pero sentía la mirada de reojo de Nico como si cada vez que lo hiciera me tirara un pedazo de pan en la cabeza y Peter hacia lo mismo, solamente que lo sentía menos, estaba sumergida en mis dudas y temores… Tenía que hablar con alguien de esto, o me terminaría dando algo. Eran demasiadas cosas para mi, por dios tengo 17 años, no soy pequeña pero tampoco estoy lista para enfrentarme a trastornos mentales… ¿Por qué todo me pasa a mi? Fruncí el ceño mientras pinchaba uno de los camarones del arroz…

La calle era luminosa y creo que era Venecia porque había canales a lo lejos, o al menos eso parecía, yo ya había estado aquí en uno de mis paseos… si es que eso es, capaz y solo estaré inventándolo, dejando que mi mente viaje… pero bueno, por lo menos no estoy teniendo visiones extrañas, y así mantengo a raya mis miedos y dudas…

Caminaba por la calle llena de luz, los edificios o casas tenían luz y estaba todo encendido, al parecer había una fiesta en este preciso momento, los edificios eran de colores cálidos, y bonitos…

-Emm, Kate… ¿estás en este lugar? – pregunto Nico, yo alce la mirada y lo vi.

-No, estoy en… Milán, caminando por sus calles – y alce una ceja. Era verdad, medio verdad, si estaba caminando por una calle, pero no estoy segura de donde.

Escuche como Nico bufaba y Peter suspiraba. ¿Ahora que les pasaba? Bueno, en realidad no me importaba; termino el almuerzo que transcurrió en silencio; así que los tres fuimos al sofá, al parecer me querían cuidar pero en realidad no lo sé, ni me importaba por ahora, nos sentamos en los sofás y nos quedamos callados viendo la televisión, no estaba pasando nada nuevo ni bueno, así que cerré los ojos y me permití volver a mi sueño, a mi ensoñación… Pronto apareció una sombra en la calle la cual era luminosa, yo empecé a seguirlo, y fue cuando me di cuenta de la ropa que llevaba, estaba descalza caminando por las calles, esto debería de dolerme, pero en realidad no sentía nada… Tenía un pescador de blue jean roto y una camisa verde limón… tenía el collar de Peter – dios, hasta en los sueños cumplo mis promesas – Y camine lentamente por la calle, la cual estaba iluminada pero había una pequeña parte que estaba a oscuras y sentía la necesidad de ir para allá, UNA SOMBRA, vi una sombra en la parte más oscura de la calle, creo que era un callejón o un muelle o algo así.

La sombra se escondía en algún lugar de la oscuridad… Pero era como si irradiara luz, me le acerque lentamente sin temer, porque era una sombra pequeña, como una niña o algo así…

Me le acerque lo suficiente para poder distinguir la sombra y acertar mis sospechas, era una niña de más o menos 4 años de edad, tenía el cabello rubio, era un color rubio apagado, un poco de café hermoso, una mezcla perfecta, su cabello era en forma de bellos bucles que caían por su espalda hasta su cintura, su frente estaba cubierta por un flequillo delicadamente colocado cubriendo toda su frente, sus ojitos de color gris y su carita en forma de corazón tenía una brillante y reluciente sonrisa… esta niña era un ángel.

Por alguna extraña razón me recordaba a mí… Mi madre siempre dijo que cuando era pequeña hasta los 4 o 5 años tuve el cabello con ondas, bucles en todo el cabello, después fue que se fue volviendo liso y sin ninguna figura, hasta que termino como esta ahorita… Y mis ojos eran claros, pero nunca me dijo un color en específico, mi madre dijo que cambie radicalmente durante mis primero 10 años de vida… Era imposible, esta niña era demasiado hermosa para que se pareciera un poco a mí, pero nose… había algo familiar en sus bellos ojos color gris, y era pequeña, pero sus ojos se veían como si tuvieran una larga historia que contar…

-Hola – dijo con una voz parecida al ronronear de un gatico, frágil y débil, como una dulce melodía.

-Hola pequeñita – dije yo mientras la miraba con los ojos llenos de dulzura.

-¿Estás bien?- pregunto la niñita, mirando mi ropa, estaba un poco desgarrada ¿Por qué estaría así?

-Sí, - respondí yo mientras la niña torcía la cara – en serio pequeña… ¿Cómo te llamas?

-Yo… - y se rio suavemente haciendo una seña para que me agachara. Yo me agache como ella me dijo, y ella coloco su mano en mi oído haciendo como si me fuera a decir un secreto – Mi nombre es un secretito. No lo puedo contar

Yo la mire confundida y ella se rio…

-Creo que te lo diré… pero… tienes que prometer que no dirás nada – yo asentí pero ella me miro esperando a que lo dijera.

-Lo prometo - y alce la mano. Ella se rio inocentemente y se tapo la carita mientras sonreía con dulzura.

-Yo me llamo… - y miro a los lados mientras reía – Ally – y se rio, yo me le quede mirando mientras ella empezaba a revolotear y saltar por todo el lugar.

-Qué lindo nombre… Yo soy Kate. – le dije mientras ella me miraba confusa. Ella iba a decir algo pero entonces cuando abrió la boca para hablar, el cerro rápidamente y miro al cielo… supongo que sintió algo como lluvia o nose… algo, pero luego hizo ademan que algo o alguien la llamaba y dijo:

-Me debo ir amiguita, fue muy divertido conocerte, adiós – dijo mientras me daba un besito en la mejilla y se alejaba de mi, se fue saltando, cuando ya estaba lejos, una luz que me cegó se llevo a la pequeña Ally y a mí me hizo despertar y encontrarme con la televisión encendida y a Peter y Nico viendo la televisión pero yo sentía que los dos me estaban mirando de reojo para que no me diera cuenta.

-¿Qué? ¿Te echaste una siestita? – pregunto Nico mientras me miraba, yo solamente cerré los ojos y me dije “solamente fue un pequeño sueño”

-Al parecer, si – dije mientras me levantaba, me tambalee un poco pero no me importo, iba hacia mi cuarto. – Estaré en mi cuarto… si me necesitan… - dije mientras subía las escaleras y desaparecía por ellas, necesitaba dormir, pero dormir de verdad.

Llegue a mi habitación, y me tire en la cama mientras me cubría el rostro con la almohada, lance una mirada fugaz al reloj viendo que era temprano aun. Volví a esconder mi rostro entre las sabanas y cerré mis ojos, al poco tiempo me quede dormida.

Todo estaba tranquilo, sin moverse y en perfectas condiciones, nadie estaba entrando a mi habitación, todo estaba bien, no había dormido casi, unos 20 minutos como máximo, pero por un rato no había soñado nada extraño ni me había pasado nada extraño.

Mire a los lados… sintiéndome… observada, pero no quería que mi paz se perturbara, pero la sensación no se fue, remplazándola con una corazonada… alguien me estaba viendo, la ventana.

Mire hacia la ventana y no alcance a ver nada, pero si oí algo muy extraño como si alguien hubiera golpeado algo o caído, me levante rápidamente pero cuando me acerque a ver por ella, no había nada… pero el presentimiento todavía no se iba así que cerré la cortina y me senté en la cama, estaba temblando.

Tenía que hablar con alguien o en verdad enloquecería si es que ya no lo estoy, las voces, las visones, las caídas, las desapariciones, estar encerrada en mi cuerpo… Estoy desesperándome, me estoy volviendo loca, pero ¿Qué puedo hacer? ¿Contárselo a alguien? Me tomarían como loca y me llevarían a una clínica especial. Tenía que contárselo a alguien pero… no sabía a quién, pensé en Viviana pero, ella podria pensar que enloquecí y volveríamos al problema. Pronto sentí como mis ojos se humedecían y luche por contener mis lágrimas.

Me tranquilice lo más rápido que pude y pensé razonablemente lo que me estaba pasando… pero nada era razonable en este caso, NADA había de normal en esto, siento… ya ni siquiera sabía que sentía. Tenía que hablar con alguien, no podía yo sola, no podía, necesitaba a una amiga o alguien… ¡AHORA!

Me levante y me dirigí rápidamente al closet, mi mente estaba un poco más clara y ya sabía a dónde iría y con quien, me coloque lo primero que me encontré, un mono de color azul cielo y una camisa de tirantes blanca y me coloque un suéter encima de color azul oscuro, me coloque zapatillas de color negro y me senté en la cama, arranque una hoja de papel y escribí rápidamente.

Salí a ver a tu novia, no moriré en el camino, lo prometo.

Llevo mi móvil cualquier cosa.

Salí corriendo, baje las escaleras casi a la carrera y llegue hasta el piso de abajo con el mayor de los silencios intentando que nadie oyera lo que hacía, sabía que Nico y Peter estaban en la cocina o en el cuarto. Tome mi patineta y colgué la nota de el llavero.

Salí por la puerta rápidamente y la cerré con cuidado, a huir se ha dicho. Coloque mi patineta en el suelo y me subí a ella, patine lo más rápido que pude, yo no era torpe solamente que la suerte no me quería, pero si yo lo deseaba podía tener un equilibrio asombroso.

Patine por la calle lo más rápido que pude, si Nico se daba cuenta me agarraría por donde pudiera y no me dejaría salir más NUNCA; llegue hasta el parque, allí me detuve y saque mi móvil, la casa de Viviana no quedaba cerca, en realidad quedaba un poco lejos así que la llamaría para ver si podía venir para este parque o por lo menos a ver si estaba en su casa, busque en mi agenda su número…

Viviana Wells

Apreté para repicarle pero entonces me salió que ya no me quedaba crédito… Maldije por lo bajo… pero todavía me quedan mensajes supongo, me senté en la banca que estaba allí y le pase un mensaje, rogando a los cielos que me contestara.

VIVIANA WELLS; TE NECESITO AHORA, AHORA! Donde estas? Puedes venir al parque o recogerme para ir a tu casa? POR FAVOR?

Enviar.

Me quede sentada esperando y rezando para que viera el mensaje, claro, podria buscar a Bri o a Sandra para contarle… pero, nose, me parece que Vivi es la que más me entenderá, creo que es la única que no me juzgara ni me tomara como loca, o al menos eso espero… Rezare para que mis ideas de ella no se hayan equivocado.

Rezaba y justo sonó mi móvil, mensaje. POR FAVOR QUE PUEDA VENIR A BUSCARME O A ESTAR AQUÍ; POR FAVOR…

Que paso? Algo malo? Estoy en mi casa, donde voy a estar? Nose, dile a Nico que te traiga, creo que puedo ir para allá, pero más tarde…

Suspire e intente no estresarme, no sé si pueda más tarde, pronto Nico vendrá y me matara por salirme. Solamente teclee unas rápidas y sencillas palabras.

LLAMAME

Enviar.

Recosté mi cabeza del banco y pase las puntas de mis dedos por el collar de Peter… Pronto empezó a sonar mi móvil y lo tome, seguro que Vivi estaría asustada, lo más probable y por eso llamo tan rápido.

-Hola… ¿QUE DEMONIOS TE PASA KATHERINE? – pregunto con las voz alterada por el pánico.

-Ok, relájate, relájate… Necesito hablar contigo.

-Dile a Nico que te traiga – dijo ella ya más calmada aunque sentí en su tono un poco de furia, la debí haber asustado mucho.

-No puedo, me acabo de escapar para poder ir, porque paso algo y anda intenso, no me quiere dejar hacer nada y bueno me Salí para que no me matara y se me había olvidado que tu casa quedaba lejos, tendría que tener un carro para llegar – dije yo casi rogando.

Se oyó un silencio y luego un suspiro.

-Llego en 20 minutos, no te muevas de donde estas, o juro que te matare en cuanto llegue – dijo ella y se oía movimiento al otro lado de la línea.

-Muy bien, estoy en un banco del parque, el que está justo en la entrada de él.

-Ok, voy para allá.

Y se oyó el normal timbre de cuando alguien cuelga el teléfono. Pronto cuando estaba a punto de guardar mí móvil sonó, revise el identificador de llamadas, tenía a la persona que mas amaba en el mundo – nótese el sarcasmo - , y no, no me refería a mi hermano.

-¿Qué quieres Luke? – pregunte casi que preguntándome a mi misma por que había contestado.

-Hola… mira, ¿Sabes en donde está Bri? La estoy buscando hace un tiempo, y nada que la encuentro…

-¿Ese no es tu trabajo? – pregunte yo irónicamente, pero una punzada de preocupación paso por mi estomago.

-Ja, que graciosa de verdad… ¿Dónde está?

-Ah, nose, búscala… - dije yo mordazmente – Ah, y más te vale que la encuentres. Y no, nose donde está. – y colgué, a mi no me interesaba hablar con Luke, lo despreciaba demasiado para ello, pero si preguntaría en donde estaba.

Oigan en donde está Bri? BRI DONDE ESTAS?

Mande ese mensaje en cadena masiva a Samuel, a Sandra, a Bri y a otras personas del instituto que me habían dado sus números y que se la pasaban con ella.

Pronto todos respondieron, la mayoría diciendo NOSE y Samuel dijo que no había hablado con ella desde ayer… ¿Dónde estaría la muchacha? Estaba un poco preocupada cuando hablara con Viviana y volviera a mi casa llamaría a la casa de Bri haber si salió con su mama.

Recosté mi cabeza del respaldo del banco y me quede allí esperando a que llegara Vivi y pensando en donde se habría podido meter Bri, tal vez se haya ocultado, o algo así… pero, ¿Por qué?

Mire intentando relajar mi mente, las espesas nubes que se movían con rapidez por el cielo, todo era hermoso, creo que así todo era más tranquilo, mi mente creo que se podía entretener en las nubes sin necesidad de que me fuera muy lejos y empezara a ver calles y cosas raras. En verdad ¿Dónde estaría Bri? Ella no es que piense que le pudo haber ocurrido algo pero al igual… me daba un poco de miedo… Bueno, lo dejaría así… por ahora.

Nose cuanto tiempo paso antes de que cerrara mis ojos y empezara a sentir que me entregaba al sueño, pero entonces sentí una mirada clavada en mis ojos… en mi mente apareció el nombre de Kevin pero entonces lo pensé mejor… ¡NO LO INVOQUES! Abrí los ojos y moví la cabeza muy rápido, causando que mirara borroso por unos minutos, para luego encontrar los hermosos ojos azules de Kevin en mi campo de visión Genial, lo invoque pensé con amargura, lo último que necesitaba en estos momentos era a un chico que tiene que medir todas y cada una de sus palabras y pareciera que me estuviera investigando…

-Hola Kate – saludo Kevin mientras se acercaba con paso despreocupado, como si estuviera en su casa hasta el banco en el que estaba yo y se paro al frente de mi.

-Hola Kevin – respondí mas por educación que por otra cosa… el me daba, miedo, mucho miedo.

-¿Cómo has estado? Tenía tiempo que no te veía… - dijo él mientras me miraba aunque no supe leer su mirada, tenía la vista gacha, pensando.

-bie - en… ¿y t-tu? – titubee un poco, hubo una corriente de frio POR LO QUE MAS QUIERAS VIVIANA; APURATE TENGO MUCHO FRIO. Rogué mentalmente.

-Bien… ¿estás bien? Creo que estas pálida… o algo así. – pregunto mientras me miraba y fruncía el ceño, estaba temblando, lo sabía, ¿Por qué DE REPENTE HACIA TANTO FRIO?

-¿Ahh? Ah sí, si ok. – el me miro y se sentó a mi lado. – Disculpa que sea un poco grosera… pero ¿me estas espiando o eres algo parecido a un psicópata o asesino en serie? – sí, se que a un asesino en serie no se le pregunta si es un asesino, pero de verdad que tenia tanto miedo que ya mis pensamientos racionales estaban estancados y no salían más, creo que ya ni pensaba con claridad.

EL se rio bajito, una pequeña risa tranquila.

-No, no soy un asesino en serie, ni ninguna clase de homicida, ni tampoco te estoy espiando, si eso es lo que crees, pues te aseguro que no es así. – dijo él mientras me miraba a los ojos y pude notar en su mirada que no mentía.

-Entonces… ¿Por qué haces tantas preguntas y tu no respondes nada de lo que te digo ni me cuentas nada sobre ti? – pregunte mientras lo miraba y fruncía el ceño, creo que mi mirada era suspicaz.

-Porque te quiero conocer y además tú no has hecho ninguna pregunta… claro, aunque es un tecnicismo vale. – dijo Kevin mientras alzaba la mirada y encontraba mis ojos.

-Yo… yo - ¿Qué era lo que había preguntado? Kevin sonrío y me miro con cariño en los ojos. –Está bien, creo que tienes razón, no he preguntado nada; empezare a preguntar… ¿Dónde vives?

-Yo, vivo en las afueras del estado, pero trabajo por aquí.

-¿Trabajas? – pregunte yo ¿TRABAJAR? ¿Cuántos años tiene?

-Sí, trabajo en una pequeña tienda de por aquí… una tienda de libros… - Puse los ojos en blanco ¿tienda de libros?

POV KEVIN.

-Sí, trabajo en una pequeña tienda de por aquí… una tienda de libros… - dije mientras ella colocaba los ojos en blanco. Que escusa tan estúpida, ¿no podía haber inventado algo mejor? Sonó tan patético… No podía haber dicho algo como: Trabajo como asistente, algo más prometedor, ¿tienda de libros? ¿Por qué estaba pensando en una tienda de libros? ¿Quién conozco de una...? Valeria. Esa chica, pero ¿Por qué la estaba recordando ahora? Fruncí el ceño y hubo un minuto de silencio, y yo me quede pensando en esa chica que por alguna extraña razón me había impactado, mucho…

-¿Tienda de libros? ¿Tu…? ¿Cuántos años tienes? – pregunto mientras yo volvía en mi al lugar y la persona con quien estaba, mire su rostro pensativo y vi su cuello mientras notaba como su collar brillaba. Me concentre en él y de repente me encontré respondiendo sin saberlo, la respuesta que ya tenía ensayada.

-Tengo 21 años y sí, tengo que trabajar en la tienda para poder ganar dinero… ya sabes poder vivir y eso. – dije yo casi al caletre, solamente que le agregue una pequeña broma al final de la frase, yo repetía esto cada vez que alguna chica o algún ser humano me preguntaba que hacía.

-Ahh, si ya entiendo, yo… bueno, tengo 17 – dijo ella mientras bajaba la mirada y yo me quedaba mirando su cabello… Adoraba su cabello, me preguntaba si fuera tan suave como se veía… Algún día lo averiguaría.

-Eres un poco joven. - bromee

-Y tú algo viejo. Pero… enserio, ¿Qué quieres conmigo? – interesante pregunta para hacer… son tantas las respuestas… Guao, ¿Cuál le asustaría menos?

-Yo… no estoy muy seguro de eso, solamente sé que no te quiero matar ni hacer ningún tipo de daño, así que puedes relajarte – reí yo cuando ella soltó aire con alivio. Era tan fácil hablar con esta chica… muy, muy divertido.

-Eso me alivia mucho, pero… entonces ¿Qué quieres? – pregunto ella mientras subía la mirada y concentraba sus ojos en los míos…

Juro que no me interesaba quien me viera ni que me fueran a hacer después de ello, pero CARAJO cuantas ganas tenia de estampar mis labios en los suyos… mi necesidad no era racional, pero ¿Qué cosa en mi era racional? Estaba a punto de hacerlo, me estaba acercando incluso sentía su aliento en mi rostro, ella estaba mirando mis ojos y sus ojos cafés estaban perdidos en el espacio… faltaban unos segundos, unos espacios que se reducirían en cuestión de unos pequeños microsegundos, 3… 2… 1… ya.

-¿KATE? – Maldita sea, ¿Es que esta PRECIOSA – no te sé el sarcasmo – chica o lo que fuera no podía desaparecer? Kate alejo su cara rápidamente y note como sus mejillas tenían un hermoso color carmesí.

-Vivi – dijo ella mientras se levantaba de la banca y se acercaba a la chica… ah, yo la conozco es esa otra ángel reencarnada, si, si, la novia del angelito ese… el hermano de Kate. ¿No?

-Hola… ¿No me presentas al… chico? – ja, hasta le cuesta fingir, se nota que es una angelita, incapaz inclusive de mentir por una noble causa… que patético.

-Ahh, si, si, Viviana él es Kevin, Kevin… bueno, ya oíste – dijo ella mientras suspiraba.

-Mucho gusto – expreso la chica mientras me taladraba con la mirada.

-Igual – respondí haciéndome el tonto. Esto era muy divertido…

-Bueno… nosotras nos vamos – dijo rápidamente Kate mientras tomaba su bolso y se iba alejando. – Adiós Kevin – dijo sin voltear y en poco tiempo se habían ido.

Una pregunta rondaba mi mente…

¿Qué acababa de pasar?


*****************************************
Holii Señoriitas y señoriitos :)
Como staaan?
bueno, cieloos
Este capi LOSEE es largo MUY LARGO; pero el problema es que ¿Saben los ultimos 2 capitulos? Bueno, eran LARGUISIMOS asi que los dividi y quedaron asi, entonces solo tuve que agregarle mas cosas, pero, este es el ultimo capitulo ESCRITO quue tengo, entonces tardare un poco de tiempo en publicar mas :S
Entonces, espero que les guste este capitulo, que se diviertan leyendo, y luego les escribire mas de mi otra mitad. De gritandole al silencio no tengo NADA y de Siempre te esperare la escribira ALGUN DIA luz, y yo lo terminare (recuerden señores, ALGUN DIA)
Bueno, espero que les hallas gustado el capi, que comenten y espero que todo les este llendo muy bien en sus vidas :)
Las quiero

PD: Gracias por tomarse un momento para leer esta historia :)
Y POR ULTIMO
Feliiiz Halloween :)

Gelly

7 comentarios:

Liz dijo...

QUERIDISIMA GELLY!
jajajaja
:)
tienes razon... tu capitulo esta LARGUIIIIIIIIIIIIIIIIIIISIMO!!
jajajajaja
pero me gusto
y... mi personaje aparecio mucho!! jajajaja =) kiero aparecer mas ^^
y vivi igual es un angel?
pues todos lo son excepto kate?
jajaja es la diferente
jajaja
ok no
pero ay, esta kedando lokita la pobre, y ke le dira vivi?? "lamento decirtelo, pero estas loca" y se va corriendo
jajaja
no se
pero ya kiero saber komo reacciona
jajajaja
wow! cada vez me encanta mas tu novela!
nunca... NUNCA dejes de escribir, pke te juro ke voy a tu casa y te obligo a escribir 500 pgs de un solo golpe y no bromeo!!
jajajaja
es ke me gusta :)
jajajaja
bueno mi linda querida
me tengo ke ir
publica lo mas pronto ke pueda por favor!! me dejaste kn la intriga
te me cuidas mucho
te rekiero!
bye :)

DarkPrinccs dijo...

hola, bueno aqui pasando por tu blog, me encanta como relatas cada cosita, que en verdad me hace sentir tan bien jeje no se como explicar, es como si sacaras la amistad en proporciones inmensas de mi corazon jajaja en verdad que me gusta, espero pronto ver un nuevo capi y claro siempre tu visita por mi blog sera bien recibida querida. Cuidate y au revoir

Atte: Anto del Blog DarkPrinccs

Anónimo dijo...

Estaba buscando informacion de este tema, gracias.

Sarita dijo...

Ola he creado dos nuev0s blogs que me gustaria que siguieras
http://minuevavidaenelcampo.blogspot.com
http://la-vida-de-kate.blogspot.com
En este ultimo por ahora no plublique nada

amy lee dijo...

Fuego , algo que no podia controlar y que debia de hacerlo porque se nos acababa el tiempo , si moria todo lo que alguna vez quise todo lo que alguna vez existio , desapareceria por mi culpa....The Fire Last Night

http://rozenmaiden-dlec.blogspot.com

Anónimo dijo...

Amo tu blog enserio lo amo si fuera una persona me casaria con el O_O" XD jajaja.. Por ahora me conformo con q peter sea mi amor platoticoT_T...lo digo porq ya tu lo apartast para ti >X(... I HATE YOU.!.!.! XD...XD...XD

Mallydi dijo...

Mierdita! ....Digo CAQUITA!
Q largoo!
Mafer la lenta se siente mareeada de leer!
Jajajajajaa :D
Lo ame, TENIA MUCHO
MUUCHO
tiempo sin leerte *-----*
TU SABES q amo como escribes
TU SABES q amo tu Historia
TU SABES q eres la mejor escritora de el mundo
y...
TU SABES q me pertenece Peter asi como te pertenece Damian! :D
Jajajaja *--*
Publica pronto nulita!
Ame, Amo y Amare Por siempre este capi JAjaja
Un besootee y Chaiii :D<3
SANTANA ERS MIAAA MUJERRR GRRR :$
jajksjakskajskajskajaksjaj
Att: tu Nulisima mas negreada entre todass tus Amigas! T-T
eso duele :(
(k)(k)(k)(k) :D