13/10/11



Viñeta: ¡Vete a la mierda!

Pasaron juntos toda esa tarde, tomados de la mano y recorriendo todas las tiendas, este era su día especial… Cada uno de los pisos y tiendas que habían en ese edificio fueron exploradas por ellos, como los dos perfectos mejores amigos, rieron, hablaron, jugaron, se divirtieron de la manera más hermosa posible, en un pequeño instante todo fue perfecto, cada error, lagrima o dolor que hubieran sentido antes por parte de ambos había desaparecido, estaban uno junto a otro sin importar más nada.

Él tenia su mano estrechada con la de ella, esto resaltaba ya que él tenia la piel blanca como la nieve y ella la piel morena clara como el café con leche, eran completamente distintos, ella tenía los ojos tan negros como la noche misma, y él azules del color del mar, que le hacía a la par con el cabello, amarillo como el mismo sol, combinaban aunque no fueran colores iguales,  mientras que ella tenía el cabello color marrón oscuro, casi negro… él era romántico y ella… bueno… no anti-romántica, porque eso no era así, pero no sabía cómo dejar salir lo que sentía; a él le encantaba estar todo un día escuchando música en su ordenador, mientras que ella prefería leer un buen libro en la sombra de un árbol en un parque… eran completamente distintos, pero aun así, les encantaba estar juntos, conversaban de todas y cada una de las cosas que les sucedían o les habían sucedido, de las hipótesis extrañas de ella, y de los arranques explosivos de él…

Ambos estaban sentados en una mesa, en medio de la feria de aquel centro comercial, comían plácidamente un helado, ella de fresa y él de vainilla, mientras cada uno estaba metido en sus pensamientos, cuando de repente y por el simple hecho de quererlo, se acercaron e intercambiaron uno que otro beso que no salían de la categoría “inocente", segundos después empezó la conversación.

-Preferiría comer un helado en la playa… - dijo ella con tono meloso mientras miraba el cielo a través de un vidrio… - seria más divertido – concluyo al ver la mirada incrédula de él. - ¿Tu no, Isaac?   
-No… Sophia, no preferiría eso, sabes muy bien que la playa no es que la odie… pero no es muy divertida para mí, aunque si vamos juntos… bueno… quien sabe… tal vez me ayudes a devolverme el gusto por ella. Prefiero mil y una vez la piscina.
-Tú y yo somos agua y aceite. Yo prefiero mil y una vez la playa, a la piscina… la arena toda mi vida me ha gustado, el aroma a sal que destila el agua de mar… la comida, las olas, el romper de ellas y su sonido relajante, las risas de los niños que juegan… En cambio la piscina me parece un pozo lleno de agua contaminada con cloro y con… bueno, ya sabes, que botan los niños… aunque en la mañana, antes de que entre nadie… es divertido. – respondió ella con indiferencia para luego reír por la mirada incrédula de Isaac.
-Estás loca – dicto mientras reía viéndola – Y por eso te quiero tanto. – ambos sonrieron.
-Y por eso yo te quiero a ti…


***


Ella estaba sentada en un banco junto con sus amigas en el patio del recreo, riendo y hablando de lo difícil de la tarea de matemática, de lo lindo que era el nuevo psicólogo, y de otras cosas cotidianas y fue en ese momento cuando paso al frente de ellas un grupo de chicos, en el cual estaba Isaac, pero también Neal, un chico alto, y musculoso con la piel morena y el cabello oscuro, la sonrisa carismática y amable, como ninguno… Pero como cada chico que tenía algo especial en el… siempre debía de tener algo negativo, en este caso es que él era un poco mujeriego. La miro como si nada entre ellos hubiera pasado jamás, le sonrió cariñosamente y le guiño un ojo, y aunque ella intento evitarlo, su corazón latió rápidamente, Isaac se acerco y beso su mejilla, pero dijo que tenía que irse, ya que tenían que ir a una clase de reparación de un examen… así que todo el grupo se despidió, dejándolas nuevamente solas, ella intento de todas las formas existentes tapar cualquier sentimiento encontrado en estos momentos por el simple guiño, he intento convencerse que era por el beso de Isaac.

Eran cuatro chicas las que estaban allí, una se tuvo que ir porque tenía que irse temprano ese día, otra tenía que hablar con su hermano menor, dejando a Sophia con su mejor amiga, la única que había quedado después del incidente.

-Tienes que dejarlo ir. – Dijo su amiga con un suspiro… pero cuando Sophia iba a interrogarla ella negó – Sabes a que me refiero… Isaac… Neal… ¡ESTAS ENAMORADA AUN! Y sabes que no es justo, ya que Isaac te ama.  – gruño ella mientras Sophia entendía lo que sucedía. – Sabes que es así, estas enamorada, y utilizas “un clavo saca a otro” y eso está mal, y más con un chico como Isaac. Utiliza a cualquier otro no a él. – escupió su amiga evitando su mirada.
-Lose. – dijo simplemente ella. – ¿Por qué no lo puedo dejar ir todavía Nell? ¿Por qué todavía su sonrisa consigue que pierda la noción del tiempo? ¿Por qué? Es un patán, un malvado, un prepotente, un mentiroso, un estúpido, un traicionero, un… infiel. Pero aun no lo puedo sacar de mi mente. ¿Por qué?
-Porque, mientras más profundo haya llegado a ti y a tu corazón, más difícil es aceptar que te halla dañado y que lo tengas que dejar ir.
-Ojala lo pudiera matar, el sentimiento desaparecería por fin.
-No lo creas, conociéndote, la conciencia te volvería loca en vez de darte paz. Así, que esa no es una buena opción. – rió con suavidad su amiga.
-¿Y cuál es la opción? – pregunto Sophia jugando con sus manos.
-Tú dímela. – respondió.
-Debo acabar lo que sea que tengamos Isaac y yo, eso será lo primero… no puedo seguir viviendo sabiendo que uso a la única persona del sexo opuesto que jamás me ha traicionado. No podría vivir en paz conmigo misma si siguiera adelante con esto… luego, debo terminar de aceptar que Neal no fue para mí, no es para mí y jamás será para mí. Y debo seguir hacia delante.
-Pero dime la verdad Sophia… ¿Quieres a Isaac?
-¡Claro que lo quiero! ¡Es un gran… - se quedo un minuto pensando en la palabra que lo explicaba todo.
-Amigo – culmino Nell viéndola.
-Exacto.
-¿Y aun amas a  Neal?
-No, si… no, bueno… - Sophia bajo la mirada y pensó. – Tanto como amar, no, pero si diría que aun estoy enamorada. Lastimosamente – dijo ella seguido de un suspiro.
-Acaba con lo que debas de hacer.
-No te preocupes. – Dijo un chico acercándose al banquito – yo ya sé con lo que debes de acabar. No te preocupes.
-Isaac. – dijo con la voz apenada Sophia.
-Te ahorrare la molestia de seguir jugando conmigo Sophia. Sea lo que sea que teníamos, hubiéramos tenido o tendríamos, termino. Suerte con la otra persona con la que vayas a jugar. – soltó de golpe Isaac mientras se levantaba y se volteaba con los puños apretados y las lagrimas en los ojos.
Al llegar a la clase de reparación tomo sus cosas se excuso con el profesor y salió, Neal se levanto atrás de él y lo siguió.
-¿Hermano que te…? – pregunto agarrándole el hombro. Él se desprendió con brusquedad de su mano.
-No me digas hermano más nunca en tu vida. Y diviértete, que por ti, juegan conmigo. Espero que te sientas feliz. – soltó con enojo mientras se daba la vuelta y se iba.

Isaac se fue golpeando el suelo y con lagrimas de dolor y frustración recorriendo sus mejillas. Al diablo con ella, ¿esto ganaba por amar? Que el amor se vaya al mismo infierno, junto con ella… En el mismo momento en que esos pensamientos rodearon a su mente se retracto diciendo que el amor se fuera a la mierda, pero que ella… no. Que viviera su vida como le diera la gana, pero que no lo buscara más.

Se seco las lagrimas del rostro y dijo, al menos… no quería seguir jugando con él, intento reconfortarse el, pero luego se dio cuenta que eso solo lo hacía enojar mas, simplemente se había cansado de jugar con él, le había entrado un instinto de bondad y había decidido descartarlo y botarlo a la basura, como el propio juguete.
-¡Vete a la mierda! – dijo él mientras se iba por el camino de grava hacia su casa. – Y que Cupido se vaya contigo. – dijo él mientras se iba y prometía en ese momento no dejar que nadie más jugara con él… ¡nunca mas!



***
Actualizado 03-Sep-2015

7 comentarios:

DarkPrinccs dijo...

Hola corazon! Me encanto tu viñeta, aunque no me gusto eso de que ella jugara con el,duele tanto que jueguen asi con uno, y bueno, la primera reaccion es como la que tuvo dereck, de gritar y dejar todo, pero creo que el tiempo es el unico que puede curar las heridas y que luego llegara alguien especial en verdad =)
Besos, me encanto, au revoir....


Atte: Anto del blog "DarkPrinccs"

Luz.. dijo...

hola!!!!
me encanto la historia...
pobre derek ... lo que daria por encontrar un chico sincero... jeje
espero tu proxima entrada...
besoss

Gonzaleeta dijo...

nenaaaa amooo cada una de las palabras que escribes son geniales porque son tan originales e me inspiran....
te queria decir que pases por mi blog... TIENES UN PREMIOOOOO <3 porque adorooooo todooo de tu blog...
asi que te espero por ahiiiii y siguemeeee.
cuidateeee
xoxo
gonzaleeta.

M.C.G dijo...

Hola carem :)
Reciente te sigo y te mande un e-Mail hace unos minutos.
Pues me encanto esta viñeta.
Pobre dereck el la amaba y escucho todo, sophia solo lo usaba, maldita, Dereck se veía tan lindo y romántico y eso y eran totalmente diferentes! Bueno si me hicieran eso yo también hubiera dicho "¡Que se vaya a la mierda!", y el baboso de Neal todavía le dice "hermano". Ese Neal es un gilero y no respeta a las mujeres.
Pues solo leo esta entrada pero quería leer las anteriores pero hubo algo que no entendí; son una historia o mini historias?? Porque no entendí. Me lo explicas ok? Me
Puedes responder al correo de massielcg12@hotmail.com o en mi blog :)
Espero tu respuesta y no dejes de escribir que en verdad tu entrada me inspiro, estoy bloqueada lamentablemente pero personas que escriben como tu hace que me inspire a escribir.
Chau! Cuidate!

Massiel

Luz.. dijo...

hola!!! tienes un premio en mi blog..
besoss

Maaddyy!!!! dijo...

Hey! Quieres aparecer en mi Love Story Guide? Apareceras en las listas de blogs! Mandame un correo con tu info & yo te publicare!:)

M.C.G dijo...

vi tu comentario! espero que te guste mi historia :)
chau