2/9/11

Viñeta. El sueño solo inicia.



Viñeta: El sueño, solo inicia.


-No quiero. – dijo impetuosamente ella mientras se daba la vuelta y su acompañante gruñía.

-Yo menos… creo. Pero tenemos que practicar Aria – soltó él mientras la miraba, o mejor dicho a su espalda y a su cabello negro que le caía hasta la mitad de su espalda.

-No es mi culpa que la profesora nos haya puesto JUNTOS – dijo con sorna ella.

-Tampoco es mi culpa que tú seas la que mejor baila del grupo junto conmigo, aunque eso lo pondría a discusión – soltó él con una sonrisa. Pero ella inmediatamente volteo la mirada y se encontró con sus ojos negros como la noche y su piel blanca. Alzo una ceja y tardo unos segundos en responder.

-¿Me retas? – pregunto con sonrisa expectante.

-Me burlo, diría yo. – respondió petulantemente mientras ella volteaba los ojos.

-Pruébame y veremos – dijo ella con un tono que hizo que un escalofrió le recorriera la columna, pero no un escalofrió por el miedo… si no por la necesidad, el reto infringido en sus palabras le estaba carcomiendo los huesos, ambos eran seres en extremo competitivos y por eso, ambos estaban en donde estaban.

Él se acerco al reproductor de la esquina y la música suave y lenta empezó a sonar por todo el salón, ambos se acercaron y el tomo su mano con desdén, para que ella agachara su cabeza hacia atrás y empezara el espectáculo, ellos bailaron sin detenerse en ningún momento, pasos precisos y sincronizados, el ritmo lo llevaban en la sangre, sonrisas robadas al darse cuenta que tanto uno como otro sabía lo que debían de hacer. Los pasos salieron casi como si fuera una coreografía practicada desde niños, salía con tanta naturalidad y belleza que era como un baile de ángeles. Él se acercaba cuando así lo dictaban los pasos, se acercaban y se alejaban repitiendo ciclos y repitiendo pasos que salían a la perfección.

Tomo su cintura y la acerco mientras ella doblaba su pierna y se agachaba para luego levantarse y mirarlo, al ver como la estaba mirando y su cara de sorpresa, se alejo para el final y todo termino cuando ella dio un rápida vuelta y se tiro al suelo mientras él se inclinaba con la rodilla izquierda en el suelo y la derecha doblada, tomaron unos segundos para respirar y ella subió la mirada encontrándose con la cara aun atónita de él y rió al verlo mientras se levantaba aun con la respiración agitada.

-¿Decías? – pregunto con una sonrisa viéndose al espejo que estaba en la pared.

-Que… no bailas tan mal, lo acepto – dijo él alzando las manos rindiéndose y sonriendo. - ¿Tu? ¿No tienes nada que admitir? – pregunto con las cejas alzadas.

-Bailas mejor de lo que pensé – soltó ella rápidamente mirando hacia otro lado, no quería aceptarlo, pero tampoco podía mentir. La música aun sonaba pero fuera de eso ellos simplemente se miraban.

-Nunca te había visto bailar – admitió él.

-Pues me alegro que lo hayas hecho. Y ahora… me voy. Byron. – dijo ella con un suspiro mientras se agachaba y tomaba su agua y su bolso.

-¿Te vas? – pregunto él asombrado.

-Claro, te dije que no bailaría contigo, y no lo haré, pediré que me cambien de pareja – dijo ella mirándolo con sus ojos grises sin expresión.

-Pero si somos los mejores… si bailamos perfectamente. No me negaras que fue perfecto, si no, en verdad eres una ilusa.

-No, no podría, pero solo lo hice para demostrarte un punto y para callarte, para más nada – sonrió con suficiencia – Aun pienso que eres una persona petulante y prepotente.

-Y yo aun pienso que era una chica insoportable y engreída… pero igual.

-¿Qué? ¿Te divertiste tanto que quieres repetir? – pregunto ella tirando su bolso al suelo con una sonrisa de satisfacción bailando en sus labios.

-Quiero ganar… y aunque seas la persona más insufrible… eres la mejor, así que…

-Quieres bailar conmigo. – él lo pensó por unos segundos y luego gruño por lo bajo no podría hacer mas nada. Tenía que ser con ella para poder ganar, necesitaba ganar.

-Sí. – respondió él y ella dio unos cuantos salticos…

-Perfecto, así que… - se acerco de nuevo al reproductor y puso nuevamente la canción. – Practiquemos.



***


“¿Tu puedes? ¡Si, tú puedes! Tú puedes Aria. Has practicado para esto toda tu vida. Tu puedes.” Se repetía mentalmente una y otra y otra vez ella mientras se estiraba y respiraba sosegadamente, con miedo. Se levanto y se miro al espejo viendo su rostro finamente maquillado y sus ojos con expresión aterrorizada… el miedo le carcomía los huesos y la piel.

Un  mano se poso en su hombro y ella volteo la mirada, era él.

-Estoy bien. – dijo casi en un susurro. Pero él había compartido cada uno de los segundo de los últimos dos meses con ella, había visto como se frustraba cuando un paso no salía como ella lo deseaba, como se molestaba, como se exigía… todo. Él la conocía. De odiarse y no soportar ni verse, terminaron siendo los mejores amigos.

-Disculpa si no te creo. – respondió sonriendo mientras la abrazaba. Se acerco a su oído y dijo – eres la mejor de todas las presentes. Te sabes los pasos a la perfección, lo practicaste mil veces y hasta mas. – sonrió ella contra su hombro. – Además, vas a bailar junto a la perfección en persona. – ella se separo de él y alzo la ceja torciendo sus labios.

-Acabas de arruinar una frase simplemente perfecta. Felicidades – respondió mientras él reía. Ella tomo su mano y se volteo, se quedaron callados por unos minutos y vieron como otras parejas y grupos pasaban y pasaban… hasta que los llamaron a ellos.

Él apretó su mano con delicadeza y ella le devolvió el apretón, pronto pasaron el telón y entraron al escenario, ella volteo su mirada hacia el público, millones de personas, millones de rostros completamente distintos, las luces la encandilaron y su respiración se acelero, su corazón latía tan rápido que pensó que pronto tendría un colapso, un frió le recorrió todo el cuerpo y se alojo en su estomago, sus piernas flaquearon pero luego se obligo a sí misma a tomar aire y a ubicarse en su posición.

Pronto ella se inclino al igual que él y dieron inicio a su baile, en el preciso momento en que inicio la música.
Ella desde pequeña había sentido esa electricidad al bailar, aunque a veces no lo hacía bien, siempre le alegra poder hacer algo, mover sus pies al ritmo de ella y dejarse llevar. Siempre considero que era la mejor manera de transmitir sentimientos, ilusiones y sueños, esperanza y felicidad.

Y por eso ahora ella se sentía que se había trasladado a su casa cuando era una niña y bailaba como si estuviera sola, los pasos salían perfectos y llenos de armonía, sus pies se movían en el escenario con el sonido de la melodía, suave y tranquila, casi como el sonido del arroyo de un rió, como el canto de los pájaros en la mañana. Simplemente perfecto. En menos de lo que ella pudo asimilar ya todo había terminado y estaba en el suelo con Byron a su lado. Todo había pasado, y ya solo quedaba la felicidad de haberlo hecho. Ella siempre supo que su vocación, su vida, su pasión estaba con esto, con el baile, era una extensión de sus sentimientos, de lo que le encantaba, era un arte, una melodía cantada con el cuerpo. Simplemente era parte de ella.

La música y el baile lo era... todo.

-¿Y si perdemos? – pregunto ella sin mirarlo.

-Pues, habrán millones de veces para volverlo a intentar – dijo con una sonrisa – soy tu mejor amigo, no me detendré hasta que ganemos al menos unas 100 veces. – rió él mientras ella sonreía.

-¿Y si ganamos? – pregunto ella.

-Sera el inicio del sueño. Y, simplemente el comienzo, ya te dije, no menos de 100, nos faltarían 99. – respondió él, mientras la abrazaba y esperaban a que terminaran los directores su discurso y anunciaran al ganador.

Y ese momento solo fue el inicio.



**************

Nose si les vaya a gustar, se que no he publicado nada, lose, pero juro que intento cada día escribir algo mas,  pero simplemente no sale, estoy bloqueada, y por alguna razón que no entiendo ahora lo único que escribo son cosas como esta, de baile. 
Espero que les guste, nose, esta saliendo la bailarina interior que llevo dentro. He estado escribiendo esto, y me gustaria que me dijeran si esta tan mal):
Jajaja; intentare publicar pronto, es una presión no poder escribir absolutamente nada. Pero veré como hacerlo. 

Un beso a todas/os. 
Carem.


***
Reeditado 03/Sep/2015

4 comentarios:

Luz.. dijo...

hola.. entiendo que estes bloqueada y todo eso pero el capitulo me encanto.. me emociono y el final aun mas!!! si te sale historias relacionadas a baile.. que bien!! quisiera leerlas a todas.. jeje
espero el proximo capitulo..
besos

don vito andolina dijo...

Hola preciosas letras van desnudando suavemente la belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos numantinos..

Luz.. dijo...

hola.. tienes un premio en mi blog..
besos

Titi Robell dijo...

Holaaa !!!! tu blog es genial <3 me encanto , please pasa por mi nuevo blog

http://volveraserquiensoliaser.blogspot.com/

te esperooo

cariños
Titi robell